Trapiche y la asociación entre el arte y el vino

 

Publicado el noviembre 15, 2010

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

tinteroLa exposición itinerante «Hacedores en plata», un proyecto de bodegas Trapiche que reúne orfebres plateros tradicionales y diseñadores contemporáneos, llega a su tercera escala el 2 de diciembre. Ese día la muestra se inaugurará en las espectaculares instalaciones de la firma en Mendoza, después de haber pasado en mayo por la Colección de Arte Amalia Lacroze de Fortabat, en Puerto Madero, y en setiembre por el Centro de Expresiones Contemporáneas de Rosario.
Casi como un reflejo de lo que ocurre en la elaboración del vino, en la muestra conviven equilibradamente tradición e innovación. Esa fue en parte la idea que guió a la curadora Karina Maddonni cuando convocó a un grupo de artistas representativos de la diversidad de expresiones con este material: dentro del eje más tradicional, se exhiben piezas de Juan Carlos Pallarols, la familia Sala, la familia Bravo, Dante Conti , Martín Viteri (autor del tintero de plata torneada, fundida y cincelada con un precio de $ 4.000 que se reproduce aquí) y, desde la propuesta más innovadora, a M. Molinelli Wells, Cecilia Richard, Marina Zerbarini, Gabriela Horvat, Marina Kohen y Miguel Tomé, entre otros. Así como en su escala de Rosario la muestra incorporó trabajos de cinco artistas locales, ahora se inluirán piezas de tres mendocinos: María Augusta Peterle, Carlos Obregón y Marta Artaza.
Uno de los propósitos de la curadora Karina Maddonni en esta muestra «es abordar a la plata desde dos dimensiones diferentes: una, como materia y soporte de un quehacer que ostenta una larga tradición; y otra, como amplia plataforma de experimentación para los jóvenes hacedores que aportan renovadas miradas sobre este material».
Trapiche asocia su proyecto «Hacedores en plata» con sus vinos de alta gama. En la etiqueta del Trapiche Manos, el Malbec que encabeza esa línea, se reproduce una pieza de Pallarols que está en exhibición permanente en la bodega, en Mendoza. Eduardo Fernández Lasnier, gerente general de la bodega, explica esa asociación: «Igual que los artistas, entendemos al vino como el resultado de un trabajo detallista, del saber, de la experimentación y de pura creación. Elaborar un gran vino, al igual que realizar una obra de arte, es un proceso creativo en el cual todos somos en definitiva hacedores».