Tres retratos, tres historias: el Che, Churchill y Trump

 

Publicado el agosto 28, 2022

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Curiosamente, tres fotografías famosas comparten el escenario del mercado casi en forma simultánea.

El Che. La encabeza una del fotógrafo cubano Alberto Korda, que pasara a la historia con la famosa imagen de Ernesto Che Guevara reproducida al infinito en todo tipo de soportes, incluyendo las famosas camisetas con su rostro.

En esta ocasión sale a la venta una copia (impresa con posterioridad, con el número 50 de una edición de 90 ejemplares) “Guerrillero heroico” de 1960, impresa con pigmento digital de 32×36 cm. certificada por el hijo de Korda. Saldrá a la venta en Heritage-Auctions con un estimado de 1.000 dólares y un precio de salida de 500.

 

Churchill. El famoso retrato de Winston Churchill sentado, con el gesto adusto y su mano en la cadera. Es una de las imágenes fotográficas más famosas de un estadista.

La fotografía, tomada en 1941 después de que Churchill se dirigiera al parlamento canadiense durante la Segunda Guerra Mundial, es conocida como el «León rugiente» por la mirada feroz del líder británico y el desafío que muchos dijeron que capturó mientras las fuerzas aliadas avanzaban en un Guerra difícil y sangrienta.
Pero el viernes, un empleado del Fairmont Chateau Laurier, un hotel emblemático de Ontario, notó que algo andaba mal con la fotografía, tomada por el renombrado retratista Yousuf Karsh y que durante décadas, una impresión original firmada de la imagen ha estado colgada en una de sus paredes. Esta imagen catapultó a Karsh, un armenio canadiense de 33 años, a la fama internacional. Luego pasó a fotografiar a Ernest Hemingway, Dwight D. Eisenhower, Georgia O’Keeffe y Nikita Khrushchev.
Después de analizar la firma se comprobó que era una copia y la firma falsificada. El experto dijo que la impresión era un original hecho a partir del negativo original por Karsh en su estudio de Château Laurier. Dijo que era de 20×24 pulgadas, impreso en papel fotográfico y montado en cartón de archivo.

En un comunicado de prensa el martes, el hotel Fairmont dijo que había informado a las autoridades locales sobre la desaparición de la imagen y, como medida de precaución, había retirado otras fotografías que estaban colgadas en el salón de lectura del edificio.

Trump. Está pagando por su retrato presidencial oficial y el de su esposa Melania

 

Las obras están destinadas a la Galería Nacional de Retratos del Smithsonian para lo cual han sido designados dos artistas para realizarlas, sin revelar sus identidades.

Lo curioso es que el PAC (Comité de Acción Política) Save of America, fue establecido por Donald Trump días después de haber perdido las elecciones presidenciales de 2020. Según el periódico Busines Insider reveló que había hecho una “contribución caritativa” de $650.000 a la Galería Nacional de Retratos en julio.

Si bien todos los retratos de presidentes y primeras damas “se pagan con fondos privados recaudados por el museo”, explicó el vocero del Smithsonian, esta instancia marca la primera vez que un expresidente paga su propio retrato a través de un PAC.

Los PAC como Save America están sujetos a pocas restricciones sobre cómo pueden usar sus fondos, señaló el Washington Post. Aún así, establece un precedente sorprendente para que una organización de este tipo financie casi sin ayuda una comisión de museo, especialmente cuando el líder del PAC está considerando abiertamente una candidatura a la reelección. En una divulgación de julio, Save America informó $ 99 millones en fondos, gran parte de los cuales provienen de donaciones de bajo costo solicitadas a través de campañas agresivas de correo electrónico y mensajes de texto. La organización ha gastado casi $25 millones este año.