Un cierre de trimestre con importantes ventas

 

Publicado el noviembre 18, 2018

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Pareciera que hubo un repentino despertar de algunos coleccionistas (uno en particular, residente en el extranjero) a apostar fuerte por las obras de su preferencia.

En primer lugar la venta que se produjo en Bullrich Gaona Wernicke de la obra de Fernando Fader “Mañana de primavera” de 1929 de 90×110 cm, con el respaldo de haber pertenecido a la famosa muestra  de Galería Muller de 1935 y que gracias a los  360.000 dólares pagados lo situó como el mayor precio de la temporada 2018.

No menos relevante resultó la oferta de 180.000 dólares que el jueves pasado recibió en Roldán “19,10 a Bogotá” de Rómulo Macció por su óleo de 160×130 cm, fechada en 1962 y con muy importantes antecedentes.

También superando la escala de los cien mil dólares, la venta de “Cataratas del Iguazú” en 138.000 dólares que Antonio Berni pintó al óleo sobre una tela de 226×262 cm y que fechara en 1947.

Aunque fuera de los autores argentinos, pero viculada por procedencia, la venta producida en la subasta de Impresionistas y Modernos de Sothebys, se vendió en 1.100.000 dólares una pintura de Pierre-Auguste Renoir titulada “Retrato de Madame Adela Ocampo de Heimendhal, fechado en 1880 y que por descendencia llegó a los actuales remitentes.

Según el “memorioso” Adrián Gualdoni Basualdo “la retratada fue cuñada de Otto Pedro Bemberg, el fundador de la poderosa dinastía, que estaba casado con su hermana Luisa Ocampo Regueira. La primera empresa del grupo Bemberg en Argentina, se llamaba “Bemberg y Heimendahl”. Las hermanitas era hijas de Sebastián Ocampo, político y diputado, que favoreció los negocios de los Bemberg sobre todo durante la guerra del Paraguay, que le dejaron grandes ganancias. Y claro… así cualquiera se va a París a que te retrate Renoir”.