Una apuesta riesgosa de Sothebys resultó positiva con una venta de 368 millones de dólares

 

Publicado el mayo 11, 2015

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

van-Gogh-LAllee-des-Alyscamps-66Haber decidido llevar adelante la fecha y horario fijado para su remate de arte Impresionista y moderno, pese a superponerse con la apertura de la Bienal de Venecia (Christies decidió correrla una semana) le produjo el segundo mejor resultado en la historia de sus ventas de esta especialidad al concretar operaciones por 368,3 millones. Si bien esta cifra es importante, refleja una caída respecto al récord anterior de 422,1 millones vendidos en noviembre pasado.
En esa noche, de los 64 lotes ofrecidos, 49 (78%) encontraron comprador, recayendo el protagonismo sobre la obra de Claude Monet por un total de 115,4 millones. Dentro de esa oferta, la operación más importante fue recibida por una obra de su más famosa serie de las «Nynpheas» pintada en 1905, que de un estimado mínimo de 30 millones, después de una lucha de ofertas telefónicas que se prolongó durante 8 minutos, resultó adjudicada en 54 millones a un coleccionista norteamericano.
Sin embargo, la venta de mayor precio la obtuvo «L’Allée des Alyscamps» realizada en 1988 en Arles por Vincent Van Gogh, cuando pintaba al lado de Paul Gauguin. La puja durante seis minutos, producto de la intervención de cinco oferentes, clavó el martillo en 66,3 millones de dólares, confirmando la preferencia asiática por la obra de este artista, aunque la opinión de varios expertos coincidió en señalar que el precio pagado fue excesivo.
Ahora habrá que esperar el resultado de la importante oferta de Christies, que se producirá el jueves 14, que servirá de termómetro para comprobar la salud del mercado Impresionista y Moderno.