Una clara posición en apoyo del arte de la nueva conducción de Joe Biden y Kamala Harris

 

Publicado el noviembre 8, 2020

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

A la luz del resultado de las elecciones norteamericanas que han consagrado al binomio Biden-Harris como presidente y vice electos, resulta interesante analizar la posición de ambos mandatarios respecto a la actividad artística.

Conocer los antecedentes de ambos resulta de gran importancia frente a la política anticultural del presidente Donald Trump. A continuación detallamos algunos antecedentes y posiciones del nuevo gobierno respecto al arte.

Harris “Las artes dan a las personas una salida para ver el mundo de manera diferente”, tuiteó la senadora y candidata a la vicepresidencia Kamala Harris en 2017 después de que el presidente Trump amenazara por primera vez con eliminar la Fundación Nacional para las Artes (NEA).

Biden Como senador por Delaware de 1973 a 2009, adoptó una postura firme en apoyo de la NEA. En 1993, 1997 y 1999 votó en contra de las enmiendas que eliminarían todos los fondos para la donación y se opuso a los recortes al presupuesto de la agencia en 1991, 1994, 1997. Biden también estuvo entre los senadores que votaron en contra de la Enmienda 1206 en 1997, que habría privatizado la agencia en un lapso de tres años.

En 1973, apoyó una resolución para establecer el American Folk life Center en la Biblioteca del Congreso; en 2000, ayudó a designar marzo como el Mes de la Educación Artística. En 2003, Biden fue uno de los copatrocinadores originales de la legislación para establecer el Museo Nacional de Historia y Cultura Afroamericana en Washington, DC y se comprometió a crear un Museo Nacional Smithsoniano del Latino Americano si fuera elegido, iniciando un estudio de viabilidad y determinando un sitio.

De 2009 a 2017, como vicepresidente del presidente Barack Obama, cuyo compromiso y conocimiento del arte y la cultura pop estadounidenses está bien documentado, Biden fue parte de una administración que respaldaba y fomentaba constantemente la expresión creativa. Canalizó millones en dinero de estímulo a la NEA durante la crisis económica de 2009 y nombró un equipo dedicado a las artes y las humanidades.

Recientemente, Biden describió las artes como «la expresión de nuestras almas». La obra fue “una oportunidad educativa profunda para recordarles tanto a las personas con doctorados como a las personas con educación secundaria lo que somos. El futuro de quienes somos está en las artes”, agregó el ahora presidente electo.