Una megalópolis descubierta en la selva guatemalteca podría haber estado más adelantada que las civilizaciones egipcias y griegas

 

Publicado el octubre 7, 2018

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Mediante el empleo de una nueva tecnología de escaneo aéreo –de alcances revolucionarios como significó el telescopio Hubble para la astronomía- se ha descubierto una misteriosa megalópolis maya compuesta de unas 61.000 estructuras antiguas que incluyen pirámides y palacios que se remontan en su apogeo a 1.500 años atrás. No hay que olvidar que la civilización maya era maestra en matemáticas e ingeniería.

Una idea de la envergadura de la escala del descubrimiento está dada por la opinión de los especialistas que han concluido, en el cálculo más conservador, que estuvo habitado por 5 millones de personas (algunos calculan 15 millones).

Este nuevo sistema de relevamiento mediante el escaneo permite lecturas topográficas utilizando pulsos laser vinculados a un sistema GPS que produce mapas tridimensionales de las areas investigadas.

Las exploraciones muestran una extensa red de caminos mayas que unen ciudades y fortificaciones defensivas que sugieren una sociedad frecuentemente en guerra. También hubo sistemas sofisticados de riego y canales, incluso se descubrió una enorme pirámide cubierta de vegetación que es invisible a simple vista.

Visto en conjunto, las terrazas y los canales de irrigación, los reservorios, las fortificaciones y las calzadas revelan una sorprendente cantidad de modificaciones de la tierra realizadas por los mayas en todo su paisaje en una escala previamente inimaginable