Una polémica ha desatado la venta de un Monet por parte del MoMA

 

Publicado el abril 13, 2015

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

¿Hasta que punto un museo monetpuede tomar la decisión de vender una obra que ha recibido en donación de un particular? Este interrogante se ha planteado alrededor de la venta en Londres por parte de Sothebys de «Les Peupliers à Giverny» de Claude Monet.
Esta obra, pintada en 1887, pertenecería a una serie de unas 24 obras de los álamos sobre el río cercano a su casa de Giverny y fue donada por un matrimonio de coleccionistas newkorquinos.
La venta alcanzó una oferta final de 16,2 millones de dólares.
Los estatutos del MoMA autorizan a la institución a realizar este tipo de ventas para destinar lo obtenido a la adquisición de otras obras. Esta reglamentación no se aplica en la mayoría de los museos norteamericanos ni europeos.
La pintura mencionada había pertenecido en el pasado al Instituto de Arte de Chicago, de donde fue adquirida por los coleccionistas en 1947 y que en 1951 donaron al MoMA. Una de las razones por las que dos museos se desprendieran de la obra es que, debido al año registrado, 1887, plantea dudas de que perteneciera a la serie de 23 pinturas sobre los álamos que Monet realizara en el verano y otoño de 1891.
En el período abarcado en 2014, el Museo destinó 29,8 millones a la compra de obras, una cifra muy superior a lo invertido en 2013.