No todo es oro lo que reluce. Lo que no se dijo de la venta récord de más de 2.000 millones en Christies´

 

Publicado el noviembre 20, 2022

Escrito por Mario Gilardoni

Foto autor

Un De Kooning, estimado en más de $ 35 millones y garantizado por la casa de subastas, no pudo encontrar un comprador y varias obras fueron retiradas antes de que comenzaran las subastas.

Fue una noche larga, en ocasiones brutal, en Christie’s el jueves 17 de noviembre. Pero al final, la casa de subastas vendió obras de arte por valor de 421,9 millones de dólares, lo que impulsó su cuenta de subastas semestrales líderes al territorio desconocido de más de 2.000 millones de dólares (todas las cifras de ventas incluyen la comisión del comprador).

El lote principal fue el retrato de Jean-Michel Basquiat del boxeador Sugar Ray Robinson (1982), una pintura impactante y ardiente que recaudó $ 32,7 millones, por debajo del objetivo estimado de $ 35 millones. El resultado palideció en comparación con el reciente desempeño en el mercado del artista, que sólo fue superado por Pablo Picasso en términos de ingresos por subasta en 2021.

Christie’s comenzó la temporada de ventas en Nueva York con su subasta récord de 1600 millones de dólares de obras de la colección del difunto multimillonario de Microsoft Paul Allen, vendiendo cinco pinturas por más de 100 millones de dólares en menos de tres horas.

Una semana después, la casa parecía ser víctima de su propio éxito. Uno de sus dos lotes principales el jueves por la noche, Untitled III de Willem de Kooning (foto) de fines de la década de 1970, garantizado por la casa y con un precio inicial de más de $35 millones, no logró atraer una sola oferta. (En la conferencia posterior a la venta, los ejecutivos de Christie’s reconocieron que la casa de subastas ahora es propietaria del De Kooning).

Más tarde, las pinturas de Paul Gauguin y Hans Hofmann, con una estimación mínima conjunta de 9,5 millones de dólares y garantizadas por Christie’s, tampoco se vendieron. Se retiró una pintura de Clyfford Still, PH-69, estimada en $ 12 millones a $ 18 millones. Al igual que cinco lotes de artistas contemporáneos que alguna vez estuvieron en demanda, incluidos Dana Schutz, Robert Gober y Albert Oehlen.

Interesantes las declaraciones de Guillaume Cerutti, director ejecutivo de Christie´s, que contradicen los momentos de euforia de un par de semanas atrás “En una semana tienes vientos de cola, en otra semana vientos en contra y tienes que continuar en ambos casos”, reflexionando sobre las subastas. “¿Está el mercado más difícil que hace seis meses? Por supuesto.»

La subasta de arte del siglo XX totalizó $307,9 millones, una disminución del 27 por ciento respecto de los $419,9 millones de hace un año. Incluía material impresionista clásico y trofeos de posguerra extraídos de muchas colecciones de alto perfil.